Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

La vida

Imagen
¿De donde venimos? Lo ignoro. ¿Hacia donde vamos? Donde nuestros pasos nos lleven. El pasado ya no existe, el futuro es incierto. ¿Que nos queda? El presente, el ahora. Disfrutar de vuestra vida, pues es el tesoro más preciado.

Enamorada de ti

Imagen
Que haría yo sin tus caricias, sin tus besos, sin tu abrazo, pues necesito tus manos, tus labios y tu cuerpo. Me enamora tu sonrisa, la pasión con que me miras, tu presencia es mi pan de cada día, haces que me sienta viva. Eres el aire que respiro, el dueño de mi corazón, mi pensamiento cuando no estás. Me gusta tu cuerpo, tu sensualidad y tu pasión.
Que haría yo sin ti...

Una lágrima

Imagen
Una lágrima salada, amarga,
resbala por mi mejilla.
Desea escapar del sufrimiento,
sufrimiento y agonía,
que desciende hasta mi pecho
y me impide respirar.
Mi pupila, antes blanca e inmaculada,
se torna roja y turbia,
como sangre derramada por tus besos.
Esta es mi última lágrima,
tras la cual sólo queda
un intenso y profundo vacío.

Mi arco iris de sentimientos

Imagen
Rojo: Pasión. Tu cuerpo sobre el mio eres fuego ígneo ardiendo en mi interior.
Naranja: Calma. Sosiego, silencio cierro los ojos y pienso siento y escribo.
Amarillo: Esperanza. Un sueño, un anhelo no desespero, todo pasa lo siento en mi interior.
Verde: Entereza. Ante la adversidad poseo el coraje y no me rindo.
Azul: Vitalidad. Como en un cielo infinito tengo alas y vuelo me siento viva.
















Añil: Felicidad. Encontrar mi camino, realizar mis proyectos y sentirme útil.
Violeta: Amor. Me entrego a ti en cuerpo y alma, siempre tuya.


En lo alto de la montaña

Imagen
Cuando sientas que no puedes más, que tu cuerpo está a punto de estallar y en tu alma no encuentras paz.
Cuando caigas y no encuentres el valor para levantarte.
Cuando no veas la salida al final del túnel, y la oscuridad te aceche.
Sube a lo alto de la montaña y grita, grita con todas tus fuerzas, escucha el eco de tu voz y llora, ríe, deshaogate y después vuelve a casa.

Una carta de Amor

Imagen
Mi amor:
Te escribo estas lineas con una gran excitación y alegría en mi alma, y espero que cuando las leas te suceda a ti lo mismo. Hace cuatro años que nos conocemos, vivimos en ciudades diferentes, y, a causa de ello, nos vemos una vez al mes. No soporto esta agonía de no poder verte cada día, ni sentirte ni besarte. Cada noche me siento fría, vacía de tu cuerpo lejos de tu abrazo lejos de tus manos lejos de tu vida. No puedo seguir así, con tu ausencia en mi piel, privada de tu voz. Al despedirnos, mi corazón se va contigo, pero al llegar a casa se rompe en mil pedazos, y vuelvo de nuevo  a pensarte,  a echarte de menos a no vivir en mi a no vivir en ti. Por eso, he decidido dejarlo todo, irme a vivir contigo. Quiero saborear tus labios cada día, sentir tu piel tus caricias tu amor. Quiero entrar en tu cama, y al despertarme encontrarte junto a mi. Quiero vivir en ti, vivir en nosotros.

Liberate

Imagen
Liberate.
Busca el equilibrio  entre tu cuerpo y tu mente. No pienses, siente la energía  cómo fluye por tu cuerpo, y respira profundamente.



sfdk...YO CREO...

Imagen
Esta canción se la dedico a todas las mujeres. Disfrutarla.


Claro de luna

Imagen
Claro de luna, noche perpetua. Solo se escucha el sonido sibilante del viento frío y gélido invierno que acaba de empezar. Carlos vaga por las calles desiertas con su alma rota, su alma en pena, buscando un rincón donde hallar un poco de paz, de serenidad. se dirige al puente y, antes de cruzarlo, se detiene un momento a observar el reflejo de la luna, tan pura, blanca y cristalina, en el río que hay bajo él, y en ese instante se percata de una barca que hay justo al lado del reflejo, dentro de la cual se encuentra una mujer.
Observa su cara y sonrie, pues reconoce ese rostro, es aquél que hace años tuvo que ver marchar lejos, muy lejos. Baja veloz hacia el río, y al llegar a la orilla, se da cuenta que tiene que nadar si quiere alcanzar la barca. No se lo piensa, se introduce en el agua, y al llegar a ella pronuncia su nombre con voz dulce, suave. Ella se gira al verle, le ayuda a subir, y una vez dentro se miran. Laura deja caer una lágrima, pues había esperado ese momento mucho tiempo, no l…

Mi rostro

Imagen
Cada mañana al levantarme me observo en el espejo. No me considero una mujer muy hermosa, pero si bonita, guapa.
El maquillaje no es para mi, puesto que en mi opinión, dibujaria otro rostro que no es el mio, mostraría esa beldad engañosa que a todo el mundo agrada.
No necesito enseñar otra cara, tengo defectos, imperfecciones como todos, pero también tengo cosas bellas. Destaco mis ojos, los admiro, si, porque no decirlo, me fascina su color, un azul que envuelve, que resalta, un azul cielo, azul mar.
Soy de mirada transparente, de mirada intensa.

Vida, muerte

Lo que daría por volver a sentir tu piel, escuchar tu voz tan sólo una vez más. Ese timbre mágico en mi oído. Tus manos en mi piel, tu cuerpo junto al mio. Estoy segura que eres el ángel que me arropa cada noche, que me protege frente al miedo. No dejes nunca de mostrarte a mi, aunque tenga que ser así, sin poder ver tus ojos, esos que un día se clavaron en mi pecho, y ahora se fueron con el viento, lejos, tan lejos de mi. Nunca olvidaré tu rostro, es imposible, tanto tiempo en mi, si en mi, vida mía,  ni olvidare el sabor de tus labios. A veces los siento cuando saboreo la dulce miel, ese sabor es el tuyo, dulce como tú.
Amor mio, sólo deseo que estés en paz, donde quiera que estés, y no me olvides nunca, nunca, y cuando la muerte venga a buscarme, será como resucitar, pues te encontrare y no nos separaremos jamás.

Amistad

Imagen
Una amistad
no se compra,
no se alquila,
no se licita.
Es un afecto
púro, magnanimo.
Es escuchar,
apoyar, ofrecer,
sin deseo
de recompensa.

Una amistad
no se quiebra,
no se mella,
no se rompe,
permanece unida,
forma parte
de tu vida.
Una amistad
verdadera
no tiene fin.

Mi padre

Imagen
Tú, que siempre has trabajado para sacar adelante a tus hijos, incluso tuviste que partir fuera una temporada. Siempre has estado ahí cuando te necesitaba, y aún lo haces. Te estoy eternamente agradecida eres un ejemplo a seguir, un hombre de gran corazón, siempre das y no pides nada a cambio. Que haría yo si no te tuviera, eres mi apoyo, siempre conmigo en las adversidades y las dichas, eres parte de mi vida como el sol de la mañana, y más grande que la tierra. Ojalá cuando sea mayor, sea igual de vital y lozana que tú, los años no pasan en balde para ti.
A ti papa, porque te quiero y estaré siempre a tu lado, igual que tú estás conmigo.

Amor bajo la luna

Imagen
Amemonos bajo esta luna roja, su color intenso y llamativo nos incita. Tú, amor eres explosiva, la erupción de un volcan, y tu cuerpo pura ignición. Mis manos recorriendo tu piel desnuda. Mi lengua saboreando, degustando cada rincón de tu cuerpo.
Te mueves con una sensualidad que me lleva al éxtasis, desnudame, fusionemonos con la luna, que podamos alcanzarla, rozarla con los dedos, y arder con ella, como ardemos nosotros cuando hacemos el amor.

Fue

Imagen
Fue una tarde de verano en una discoteca al aire libre. Ella estaba retraída, nerviosa, y él para cortar el hielo la saco a bailar. Ambos sonrieron, y, lentamente se fueron abriendo el uno al otro. Concluido el baile, iniciaron una conversación. Se podía percibir en sus ojos la ardicia, el deseo de besarse. Buscaron un lugar apartado y allí se fusionaron en un largo, lascivo y  ardiente beso de esos que te anulan todos los sentidos y los labios quedaron entumecidos. Aún así, deseaban más, y el segundo beso fue como encontrar el paraíso.

A mi padre, a mi suegro

Imagen
Tú: A mi padre. Hecho de menos caminar contigo por el campo, marchar a la finca a trabajar y al concluir la jornada sentados al cobijo de un árbol, saborear la fruta recién cogida de él o del huerto y disfrutar  la magia del  atardecer a tu lado. Quisiera haber hablado más contigo acerca de la vida y tomar tus consejos. Admiraba tu honradez, la bondad de tu corazón, no le temías a nada y no emulabas ni rivalizabas con nadie, no iba contigo. Tenías una gran fe y lo demostrabas con tus actos. Gracias papa.
Yo: A mi suegro. Siento aflicción, tristeza de no haberte conocido. Imagino lo que hubiéramos realizado y vivido tu y yo. Sentados a la orilla de un río escribiríamos unos versos juntos, me mostrarías la maravillosa naturaleza, a discernir, reconocer cada árbol y su fruto, y la gran diversidad de  animales del campo. Esquilar ovejas era parte de tu ocupación, y yo hubiera deseado aprender y ayudarte. Aunque no te conozca, te tengo en mi alma.
Tú y yo: A ti. Ojalá te encontrarás aquí …

A ti

Imagen
A ti, Aurelio,
 por devolverme la ilusión,
el gozo de escribir.


Yo que dudaba de ser capaz de tener la entereza, la intrepidez de coger de nuevo una pluma y escribir, pues consideraba que mis poemas no eran nada, y custodiados estaban en el cajón de mi alma. Exhume mi pluma y con ella mis sentimientos, mi pasión, mi amor por la palabra.
Ahora he girado la rueda  de mi vida y vuelvo con  lozanía, con ímpetu y ganas para renacer mi alma de poeta  y enseñar mis alas, dejar volar mi imaginación y mis pensamientos.
A ti, por escribir y leerme, gracias.


La tierra

Imagen
Si pudiera tener la tierra en mis manos,
cuántas cosas cambiaría.
Pero desgraciadamente,
es demasiado grande
para mi.

Amor secreto

Imagen
Aquella tarde, como todas desde hace cinco semanas vuelve a ver  a aquella mujer en la playa.  Observa cómo su cuerpo  moreno se introduce en el agua con delicadeza y, una vez  dentro de ella se mueve  como una sirena.
 Le admira  su silueta perfecta  y única, aquellas curvas que le hacen enloquecer y su cabello rubio y largo ondea al compás de la brisa.
Cuando el atardecer se reverbera en sus ojos azules, estos se tornan de un  verde esmeralda y al sonreír, ese ademán deja mostrar un rostro dulce, angelical.
Alguna vez se entremezclaban miradas profundas y alguna palabra, pero jamás se atrevió a decirla que la amaba.   Y así vivió siempre, con su secreto guardado en el alma.

Mis días llenos de ti

Imagen
Mis días están llenos íntegramente de ti. Cada caricia tuya es una oleada de sentimientos ardientes, excitantes, me perfumas con tu aroma cuando pasas junto a mi. Abrazame, amparame en tus brazos y calma mi sed en tus labios.

La pluma mágica

Imagen
Esta es la historia de un niño llamado Adrián. es un chico listo, aplicado. Le gusta mucho la escuela, sobretodo la asignatura de literatura. Le entusiasma leer, y se está aficionando a escribir. Antes de regresar a casa, todas las tardes se demora un largo rato en la biblioteca, que es su pequeño mundo. Pronto será su cumpleaños, y Adrián no se espera el regalo que tienen sus padres para él. A falta de una noche para el gran día, se acuesta temprano, entusiasmado, hilarante, lleno de felicidad. Suena el despertador, Adrián se levanta de un salto, y, corriendo, llega a la habitación de sus padres. Estos le reciben con besos y abrazos, y le comentan que su regalo está escondido.
Acuciosa y raudamente, se dispone a buscarlo. Recorre todas las habitaciones, una por una, sin éxito alguno. Ya desesperado, entra en el salón, el último sitio que le queda por buscar, y, al mirar hacia la estantería, divisa un objeto con un lustre impecable. Se aproxima tímidamente, y descubre una caja de cri…

Al fin, me encontré

Imagen
Llevaba muchos años buscando mi camino,
buscándome a mi misma
pero he buscado sin sentido
pues el camino lo he tenido delante
todo este tiempo.
He dejado de buscar, y así es como
he conseguido encontrar ese sendero,
encontrarme a mi misma.
Soy lo que quiero ser.
Me siento libre.

Ejercicio para aquietar cuerpo, mente y espíritu

Imagen
Lo primero de todo es poner una música relajante como la que muestro a continuación:




Tumbate en el suelo y cierra los ojos. Déjate llevar y no pienses,únicamente centrate en tu cuerpo  y no te muevas, no intentes acomodarte. Siente cómo se va relajando cada músculo de los pies a la cabeza. Concentrate en tu respiración, es más profunda,  concibe cómo tus costillas se expanden y tus pulmones se renuevan  de un oxigeno limpio y puro. Llega un momento en que te hallas flotando. Recreate con esa elevación de tu cuerpo, mente y espíritu,  siente la unión con tu otro yo. Vuelve poco a poco a la realidad, pero no abras los ojos todavía.  Inicia el trayecto de tu cuerpo. Mueve los dedos de los pies, continúa con las piernas, espalda,  los dedos de las manos, los brazos, y, por último, mueve lentamente la cabeza. Desperezate de ese dulce momento que has vivido de paz y serenidad. Ahora si, abre los ojos y retorna a este mundo. ¿Cómo te sientes?

Respira

Imagen
Respira. Todavia queda mucho por vivir. No te ahogues en la soledad. El camino es largo aún. Deja que tus pies te guíen. Vive Siente Llora Ama





Un sueño, una realidad

Elena es una niña de 8 años, tímida, retraída. Apenas tiene amigos, y su única pasión es leer y escribir, es su modo de expresarse. Soñaba con ser algún día poeta, y que la gente se lo reconociera. Sus padres le decían que estudiara y se dejara de necedades, pero Elena no se daría por vencida, lo tenía claro.


Han pasado 20 años, Elena es una mujer independiente, autónoma. Se armó de valor y creó su propio negocio, una librería. Estaba entusiasmada, hilarante, llena de vitalidad. Una mañana, mientras leía el periódico, observo un articulo que decía - Concurso de poesía Gerardo Diego - Cerró los ojos y pensó que sería una oportunidad. Cuando regresó a casa, rebuscó sus poemas y seleccionó uno para mandarlo. El 25 de Enero nombrarían al ganador.
Por fin llegó el día, Elena estaba impaciente. Nerviosa, entró en la página y descubrió con decepción que su poema había quedado entre los últimos. Aún así, continúo asistiendo a más concursos, pero siempre con el mismo resultado.


Elen…

mañana

Imagen
Mañana en la alborada un sol espléndido me dará la calidez  que necesito, y la brisa que acaricie mi piel traerá un olor afable, plácido, inundandome de paz. El susurro de tu voz despertará mis sentidos y tu cuerpo junto al mio será un abrazo del alma.
Mañana tus besos degustarán mis labios.

De que me sirve llorar

Imagen
De que me sirve llorar
si lo único que consigo
es afligirme y atormentarme.
Nada tornará, nada cambiará
por mucho que mis lágrimas
saladas, amargas
resbalen por mis mejillas.
Dicen que llorar es bueno
pero yo ahora, no vislumbro
el lado positivo,
mi corazón se desgarra y mella,
mi alma se hace trizas y
sólo hay agonía y pena.
Como me dijo un amigo:
"Deja que tus pasos te guien".
Asi encontraré el camino,
el bienestar, la paz que
necesito y anhelo en mi.

Tú y yo

Imagen
Sientate aquí a mi lado y contemplemos juntos este cielo empíreo creado para nosotros.
Solos tú y yo lejos de todo, empapemonos con el fulgor lúcido y lustroso de la luna y las estrellas.

Momentos fugaces

Los momentos fugaces  son aquellos que duran  un instante,  pero que desearíamos  durasen una eternidad.

En mi estás

Imagen
Son las seis de la mañana,

Esa estrella

Imagen
Hace años hallé en el vasto cielo una lúcida y lustrosa estrella. Ella, cada anochecer se acercaba más a mí, hasta que una noche entró en mi corazón y desde entonces vive en mí.
Hace poco en ésta vasta tierra te conocí a ti, amor, tan atento y seductor. Cada día te arrimabas más a mí, hasta que un día entraste en mi corazón y desde entonces vives en mí.
Hoy día me di cuenta de algo, esa estrella era igual a ti, y al fin descifré que esa estrella que vive en mí, eres tú.

Me miras

Tu mirada me penetra, Es una almagama de Ternura, pasión y fuego. El color del iris de Tus ojos se asemeja a Las almendras en una Primavera florífera. Me miras y me estremezco, Me miras y me lleno de ti. Tus ojos con los míos Se fusionan en un Manto de colores, Tan vívidos como Viva me siento yo Al verte a mi lado. Tu mirada se enclava en mi pecho, en mi alma, en mí, siempre en mí, como yo en ti.

Quien fuera niño...

Imagen
Quien fuera niño, saborear
cada instante, experimentar
la libertad y reir sin parar.
Dormir como un niño
y soñar con ángeles,
percibir en sus ojos
esa claridad hialina
es mirar a la vida,
una vida nutrida y
carente de sufrimiento.
Quien fuera niño
para tener su vitalidad.

Los amantes

Imagen
Noche clara de luna llena. Dos amantes yacen en su lecho. Ella, asomando un pie bajo la extendida falda, aguarda impaciente a que él se avecine. Apresando con deleite una hoja liviana, la posa suavemente sobre sus labios carnosos, humedos y ligeramente abiertos, exigiendo un mordisco, que recibe con lujuria. Desciende hacia el cuello y el hueco del escote, prestando especial atención a los senos, tan perfectos, tersos y maduros, mientras, con su ansiada y humeda lengua, recorre el vientre de sabor a miel. Apresurandose, aquella pluma verde aterriza con primor en su tobillo, abriendose paso hasta la rodilla. Cuando conquista el pinaculo de sus muslos, un liviano gemido sale de su boca, y él, sustituye la hoja por sus primorosos, suaves y delicados dedos.