martes, 22 de mayo de 2012

El juego del amor



Te vendo los ojos
y me voy desnudando.
Me tiendo en la cama
y permito que recorras
la geografía de mi cuerpo,
con tus manos...
con tu lengua...
Sienteme, ansiame,
desliza con sutileza
tus dedos igual
que si fueran plumas
gráciles acariciando
mi tersa piel.
Detente en cada rincón
de mi cuerpo que te haga
arder de deseo.
Saborea mis labios
igual que a la fruta
más dulce.
Hazme volar y alcanzar
el cielo y las estrellas.

1 comentario:

PARECE QUE FUE AYER dijo...

Si tuviera el privilegio de realizar éste recorrido, quedaría extasiado, con mis ávidos ojos, con el temblor de mis manos, y con el sentimiento de mi mente, magníficos versos,,,,besos.