martes, 12 de junio de 2012

Ejercicio para aquietar cuerpo, mente y espíritu

Lo primero de todo es poner una música relajante como la que muestro a continuación:




Tumbate en el suelo y cierra los ojos.
Déjate llevar y no pienses,únicamente centrate en tu cuerpo 
y no te muevas, no intentes acomodarte.
Siente cómo se va relajando cada músculo de los pies a la cabeza.
Concentrate en tu respiración, es más profunda, 
concibe cómo tus costillas se expanden y tus pulmones se renuevan 
de un oxigeno limpio y puro.
Llega un momento en que te hallas flotando.
Recreate con esa elevación de tu cuerpo, mente y espíritu, 
siente la unión con tu otro yo.
Vuelve poco a poco a la realidad, pero no abras los ojos todavía. 
Inicia el trayecto de tu cuerpo.
Mueve los dedos de los pies, continúa con las piernas, espalda, 
los dedos de las manos, los brazos, y, por último, mueve lentamente la cabeza.
Desperezate de ese dulce momento que has vivido de paz y serenidad.
Ahora si, abre los ojos y retorna a este mundo.
¿Cómo te sientes?

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hubo un tiempo en que me relajaba con algo parecido.
Luego lo dejé.
Ahora me han dado ganas de volver a hacerlo.

Besos.

pepa Perez dijo...

Pues anímate, te sentirás muy bien.
Besos...

lichazul dijo...

un abrazo y gracias por tu huella
de seguro para quienes buscan algo así este post les viene del uno


buena semana