lunes, 25 de junio de 2012

En lo alto de la montaña





Cuando sientas que no puedes más,
que tu cuerpo está a punto de estallar
y en tu alma no encuentras paz.

Cuando caigas y no encuentres el
valor para levantarte.

Cuando no veas la salida al final
del túnel, y la oscuridad te aceche.

Sube a lo alto de la montaña y grita,
grita con todas tus fuerzas, escucha
el eco de tu voz y llora, ríe, deshaogate
y después vuelve a casa.


4 comentarios:

Rafael dijo...

Sonrío Pepa y confirmo lo que has dejado en tu poema. Alguna vez lo hice. Quizás ayer mismo y la verdad es que sirve como terapia.
Un abrazo y feliz día.

pepa Perez dijo...

Cierto, una gran terapia. Gracias por tu visita. Abrazos...

MAJECARMU dijo...

Pepa,me gusta esa sabiduría natural,que nos acerca a la esencia de la naturaleza,madre,maestra y sabia para recuperarnos,impulsarnos y transcender el espíritu.
Mi gratitud por compartir y mi abrazo grande,amiga.
M.Jesús

pepa Perez dijo...

Gracias por tus palabras M. Jesús. Lo mejor que se puede hacer es acercarse a la naturaleza, pues es la más sabia. Abrazos...

Poema destacdo

recordando...

Hace un tiempo escribí este poema.  Lo único que deseamos es la paz en el mundo. Ojalá algún día suceda... Tengo sed de justici...

Poemas populares

Abro la puerta

a la esperanza...

como un Ángel

llena de luz

mi vida,

siento su presencia

y no dejaré

que se marche,

ya no...