miércoles, 7 de noviembre de 2012

Nunca es tarde








Como cada mañana, aquel hombre de mirada melancólica y sombría, desayuna en la cafetería de cada día. Siempre pide lo mismo, un café solo, y, con su soledad y su periódico en mano, se acomoda en la que considera su mesa, donde, a través de la ventana, fija su vista atento, expentante hacia aquella casa...
Juro que aguardaría su llegada el tiempo que hiciera falta, incluso toda la vida.
Transcurrían los días, años, mas ella nunca aparecía.
Su pelo se fue encaneciendo, su rostro apagandose, su vida envejeciendo...
Pero a pesar de todo, jamas perdía la esperanza. 








La mañana siguiente amaneció nevada, la blancura de las calles le provoco una gran dicha. Cogió su abrigo y se dirigió a la cafetería. Al entrar, advirtió que su mesa estaba ocupada por una mujer, la reconoció.
Sin pedir su café, se dirigió hacia ella.
Acaricio suave y dulcemente su negro cabello, y aquella dama, se giro alarmada, mas al verle, sonrió.
¿Por que has tardado tanto? Preguntó.
Mas ella le sello los labios con un apasionado, enamorado beso.
Un beso del alma...

9 comentarios:

PARECE QUE FUE AYER dijo...

Es muy grato encontrar al ser amado, después de tanto esperar su retorno; pero muy gratificante que se llenen las expectativas, con ese retorno tan esperado,,,hermoso relato,,,,besos.

Anna Soler dijo...

Que bonito nena.
Me he imaginado esa cafeteria, ese hombre guardando siempre la esperanza, al frente, día a día, esperando a su amor, y me he emocionado.
Es precioso y como lo has titulado NUNCA ES TARDE...
Besos

Lichazul dijo...

muy buen trabajo narrativo Alicia
felicitaciones



abrazo grande y feliz semana

Rafael dijo...

Eterna búsqueda y feliz encuentro.
Lindo escrito Alicia.
Un abrazo en la noche.

Ariel dijo...

Hola Alicia, buenas noches,
una joya cinematografica!
muy bonita.
Te deseo un gran día
besitos

Maritza dijo...

Encantador y esperanzador relato,Alicia.
Felicitaciones!

Un abrazo grande desde aquí...

Ilesin dijo...

Nunca es tarde para sentir el calor de otra alma, aunque la espera sea larga. Bellas letras querida.Un fuerte abrazo

Cookyta C.C.N dijo...

hermosa historia Alicia, buena narrativa me gusto!

MAJECARMU dijo...

Un relato muy reconfortante,porque después de la constante espera llegó el fruto del encuentro...
Mi felicitación y mi abrazo,ALICIA.
FELIZ SEMANA,COMPAÑERA.
M.Jesús