domingo, 3 de febrero de 2013

Te eche de menos

Te eche de menos...
si, lo hice,
tan solo marche un día
pero basto para
añorarte, dulce bebe.

Niña bella,
me dulcificas la vida.

Como no extrañarte
si eres un ángel de luz,
si tenerte entre mis brazos
es una bendición
para mi alma
y con tu sola presencia
transmites un destello
de infinita paz.

Te eche de menos
y al volver a verte,
mi corazón latió
con el tuyo.

12 comentarios:

Rafael dijo...

¡Cómo no echarte de menos entonces..."
Un abrazo en la tarde.

Isaboa Del Sol dijo...

Precioso, muy bonito amiga

indianala dijo...

A veces es bello extrañar...más cuando el reencuentro!

Un beso

Francisco del Río dijo...

Un hermoso poema. Dejar de ver a los que quieres sirve para graduar lo mucho que los amas.

DMClarisa Tomás dijo...

Hermoso... a veces se ama tanto que hasta duele... Dulce domingo, lo que queda...

lobo dijo...

La ausencia es un estímulo, para saber si en verdad se ama, o para extrañar lo amado,,,besos.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Siempre se echa de menos a una criatura tan dulce como una niña llegada hace pocos días a nuestro mundi. Sus lloros, sonrisas, ansia por la madre y quienes la quieren es tan gratificante que siempre que se falta de su lado la añoranza aparece irresistible.

Un fuerte abrazo, querida Alicia.

Citu dijo...

uy que hermoso poema, me encanto. Te mando un beso y te me cuidas

TriniReina dijo...

A veces agotan, pero unas horas lejos de ellos es un mundo.


Muy hermoso

Besos

Anna Soler dijo...

Echar de menos ¡que bella bendición!
Un sentido poema lleno de ternura.
Besos

MAJECARMU dijo...

Tu sensibilidad capta esa paz y esa inocencia que te transmite la niña...Muy bonito el poema,Alicia,muy bonito.
Mi gratitud y un beso,amiga.
M.Jesús

Ricardo Gonzalez dijo...

Hermos, ellos nos dan la paz...besos.

Poema destacdo

Evan

Tu mirada azul llena de luz el universo entero. Tu pequeño cuerpo es tan grande como tu corazón. Es adorable verte dormir. Eres tierno,...

Poemas populares

Abro la puerta

a la esperanza...

como un Ángel

llena de luz

mi vida,

siento su presencia

y no dejaré

que se marche,

ya no...