martes, 11 de junio de 2013

Camino y vuelo...




Camino...
Despacio, pero camino.
¡Oh, Dios, cuanto desea mi alma
avanzar alegre por la vida!
Quiero alejar la tristeza de mi,
¡Enterrarla!
¡Sepultarla!
¡Cerrarla con llave!
y que no quede ningún resquicio
de ella en mi corazón
¡Ni uno solo!

Vuelo...
Despliego lento mis alas,
pero vuelo.
¡Vuelo!
hacia ese cielo azul
¡Que me llama!
¡Que me espera!
Que ansia verme junto a el,
tanto como yo deseo llegar
hasta su pupila.


17 comentarios:

Juan M Lozano Gago dijo...

Emprender nuevamente el vuelo hacia ese cielo azul...

Me gustó,
un saludo

Amapola Azul dijo...

Muy bonito, Alicia y encontrarás ese cielo., Abrazos.

Maritza dijo...

Que los deseos de la hablante (todos ellos) se hagan una feliz realidad.
Cabe decir que cuando estamos más concientes de lo que nos falta que de lo que realmente tenemos, la tristeza suele radicarse dentro nuestro, muy profundo, y es muy difícil desalojarla así como así...
Mejor es disfrutar de las múltiples bendiciones que sí tenemos hoy, como realidades visibles y constantes, y avanzar con el vuelo de la libertad y la paz dentro nuestro.

ABRAZO GRANDE POR TAN INTIMISTA POEMA,QUERIDA ALICIA.
BESITOS!.

elisa lichazul dijo...

que se haga pleno el vuelo deseado en esa luz y seguridad que se ansía

besitos y feliz semana

Paco Kali dijo...

Dejar las miserias y recoger solo las alegrías, ¡ay! esa es la meta de todos querida amiga.
Me ha gustado mucho.
Un fuerte abrazo

Jorge Donato dijo...

Al pensarlo, al soñar, ya conseguiste llegar.
Abrazos.

Rafael dijo...

Camina y vuela, sí, pero deja encerrada para siempre a la tristeza.
Un abrazo.

lobo dijo...

Emprende el vuelo, y renace a la vida, a lo que te gusta, escribir¡¡,, aleja la tristeza, no es para ti,,,besos.

Cookyta C.C.N dijo...

que lindo poema, un grito ahogado al amor!

bello amiga

Isaboa Del Sol dijo...

Precioso poema.
Es curioso como todos los que escribimos sobre amor alguna vez echamos a volar o deseamos hacerlo como parte de sentir ese amor verdadero.Que tengas una bonita noche cariño.Bss

Ilesin dijo...

Mi querida Alicia todos queremos volar y alejarnos de aquello que nos trae tristeza y desasosiego, pero en la vida de todo se aprende y si lo miramos bien hasta lo que nos parece malo es realidad un paso definitivo para adquirir luz y ver con alegría que después del sacrificio llega por fin el premio que con mucha más alegría es recibido y sobretodo entendido.
Besos de luz.

Belén Rodríguez Cano dijo...

Desde que te lo has propuesto, la tristeza ha abandonado tu casa y las alas se han desplegado navegando por ese cielo azul.
Besos.

Francisco J. Ortega dijo...

El hecho de desplegar las alas y volar ya es un buen síntoma para dejar atrás la tristeza! Me gustó Alicia! Saludos!

ANTONIO CAMPILLO dijo...

¡Qué loable deseo! La tristeza estruye, agobia, no deja que pertenezcamos a nuestra entorno. Hay que desterrarla por todo los medios y en todo momento. Posiblemente, uno de los métodos sea el que sientes, Alicia: volar más allá de donde se puede sentir el horror de la tristeza.

Un fuerte abrazo, querida Alicia.

favole dijo...

Que preciosidad...y en cada batir de alas dejas escapar un verso mágico, un alieto de esperanza :) Precioso ascenso, místico y hermoso.
Un beso grande!!!

Claribel Alanis dijo...

Que deseo inmenso de
llegar a la total felicidad,
donde tocar el alma es una
manera de transpasar el velo de
la carne..
Hermoso amiga..
Un beso.

MAJECARMU dijo...

Me gusta ese ascenso,ese vuelo desde la tristeza al azul, para recuperar el alma y el ánimo,amiga...Esa mirada inteligente sabe sobrevolar la realidad y mirar en perspectiva el paisaje...Muy bueno.
Mi felicitación y mi abrazo siempre,Alicia.
M.Jesús