lunes, 22 de julio de 2013

Todos deberíamos
caminar descalzos,
llegar a casa con los pies
destrozados
y experimentar lo que
sienten aquellas personas
que no tienen zapatos,

dejar de comer por
un día
para sentir el hambre
de la gente que no tiene
con que alimentarse,
y fijaros que tan solo
digo un día,
y ya parece demasiado.

Deberíamos ir desnudos
en un día de lluvia
y viento gélido,
para comprobar lo que es
pasar frío de verdad.

Detengamomos un momento,
tan solo un momento,
para darnos cuenta
y entender que lo que
ellos no tienen
es vida,
y la nuestra es un lujo.




21 comentarios:

albert dijo...

beautiful poem i consider a fantastic wrire and much talent y caoacitatio. kisses

Marylin LaGata dijo...

Un poema para pensar y yo que vivo en el pais mas rico del mundo veo personas durmiendo bajo los puentes. Besitos

Anna Soler dijo...

una fabulosa y realista reflexión cielo.
deberíamos pararnos un segundo, uno solo, y mirar a nuestro alrededor.
besazos.
te quiero

Amapola Azzul dijo...

Bella reflexión, un abrazo.

elisa lichazul dijo...

hermosos , sentido y reflexivo poema Alicia
felicitaciones
abrazos y buena semana

Ariel dijo...

Hola Alicia, buenas tardes,
muy profundo lo que has escrito hoy,
yo valoro lo poco que tengo como si fuese un tesoro pues cuando me agarran ganas de quejarme recuerdo cuando tuve que dormir en la calle por no tener un techo donde hacerlo... y esto realmente es un lujo!
ah, eso si, desnudo nunca jajaja

Un beso y un deseo de excelente semana
(me puedes mandar un poquitín de sol?)

albert dijo...

aprecciate your blog kisses

Ariel dijo...

El sol entero?
me imagino el calor que debe hacer allí para que me mandes el sol entero! jajaja
un beso de buenas noches =O

Ilesin dijo...

Mi querida Alicia, aunque no lo valoramos así , somos unos privilegiados y tal y como tu dices si por un solo día viviéramos esas experiencias nos daríamos cuenta de lo mucho que se puede hacer por los demás y lo poco que en realidad se hace.
Besos.

MAJECARMU dijo...

Alicia, tu solidario poema vale un mundo, amiga.
Realmente es así como dices, ponernos en la piel de estas personas para saber lo que sienten, lo que sufren, lo que aguantan...Nuestra vida es un lujo y no sabemos valorarlo, ni a veces compartirlo con los que lo necesitan.
Mi abrazo inmenso y mi cariño.
M.Jesús

Narci M. Ventanas dijo...

Sí, quizá todos deberíamos probar estos bocaditos, pero muy especialmente los que están dejando cada día a más gente en esta situación, para ellos mi prescripción no sería de un día, sino de un año, sólo un añito, nada más, y luego los devolvería a sus funciones ¿Qué pasaría?

Besos

Hanna Xesco dijo...

Muy buena reflexión,deberíamos ponernos en el lugar del otro..

TORO SALVAJE dijo...

Aquí cada vez tenemos menos.
Pronto sabremos lo que es.

Besos.

Sneyder C. dijo...

Tu poema Alicia nos invita a reflexionar, si de vez en cuando nos metiésemos en la piel de esas personas quizás seriamos más solidarios, menos egoístas y más comprensivos…

Un inmenso abrazo.

Maritza dijo...

Bueno, he llegado algo tarde a comentarte (me disculpas?) No he tenido mucho tiempo...
Pero adhiero a tu sentimiento (especialmente hoy, yo sé por qué)porque quizás eso es lo que necesita el mundo para conmover su corazón y ser compasivo, y repartir,y compartir...

Tu versar está cada vez más maduro y comprometido. Y yo me alegro mucho por eso!

ABRAZO GRANDE,Y UN ARMONIOSO FIN DE SEMANA PARA TI Y LOS TUYOS.

(Gracias por comentar tan positivo, fue una "locurita" nada más)...Besos!

Claribel Alanis dijo...

Muchas veses pensamos que
tenemos o que poseemos poco.
Basta con mirar a nuestro
alrrededor para darnos
cuanta que no solo tenemos
cosas que a muchos les faltan y para nosotros son insignificantes..
Muy profundo..
Besos lindo fin de semana.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

¡Cuanta razón y sensatez, Alicia! Son experiencias que el llamado primer mundo debería sentir para comprobar que no existe el tercer mundo sino el décimo mundo olvidado y jamás reconocido: con no pensar en él nos evadimos de problemas que “dan lástima”. La vergüenza más grande del primer mundo es ignorar a los pobres y débiles. Enhorabuena.

Un fuerte abrazo, querida Alicia.

Ame dijo...

Eso nos volvería al inicio de nuestras vidas, donde toda la esencia de las cosas la percibíamos, donde la unión hacía la fuerza y la mano extendida, el soporte hacía el amigo.

Bello, pero más que eso, profundo.

Besos Alicia

Ariel dijo...

Hola Alicia, buenos días,
mira, te he dejado un pequeño y humilde presente para que decore tu espacio,
si te gusta y quieres aqui te dejo el enlace

http://rickyelvikingodark.blogspot.com.ar/p/felicitaciones.html

espero que estes bien
un beso grande
excelente fin de semana

Amapola Azzul dijo...

La verdad es que tienes razón, sin embargo a la orilla del mar, se camina tan agradable descalza¡¡¡

Besos¡¡

ROBERTO ANGEL Merlo dijo...

Admirable tu poema. Ojalá hubiera en el mundo, aunque fuera en el futuro muchas personas con esos sentimientos.
Los comparto y llega a mí tu calidad humana.
Un abrazo,
ROBER