lunes, 30 de diciembre de 2013

El vagabundo

Las calles se llenan
de frío,
y mis manos buscan
cobijo
en los bolsillos
de mi chaqueta.
Respiro…
Camino bajo
este cielo nublado
y observo a la
gente,
la mayoría lleva
el rostro serio
y la cabeza baja.
Entonces,
como cada día,
paso junto a ti,
te entrego unas monedas
y me das las gracias
sonriente,
como tú siempre estás.
Aún llevando tan sólo
una manta arropando
tu cuerpo.
Y nosotros nos quejamos
muchas veces,
sabiendo que tenemos
lo que tú
no tienes.
Calor, hogar,
familia…
¡Que dura es en ocasiones
la vida!
Unos con tanto,
y otros sin
nada.
Con las manos vacías
pero el corazón
lleno de esperanza,
mientras haya
gente solidaria

y almas buenas.

10 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Con gente como tú nunca se irán de vacío. He sentido en mi mano tus cálidas monedas y tu cariño.
¡GRACIAS Y BESOS!
André

Rafael dijo...

Un detalle y un gesto importante en estas fechas, que es cuando debe hablar el corazón.
Un abrazo.

Citu dijo...

feliz año

Hanna Xesco dijo...

Ojalá todos los corazones se llenen de esperanza. Feliz año. beso

MARÍA LUISA ARNAIZ dijo...

Un poema lleno de antítesis; así son los claroscuros de la vida.
¡Feliz 2014!

Anna Soler dijo...

muy tierno. Ojala el mundo fuese menos injusto y hubiese mas buen corazón ¡ como el tuyo !
brazos hemanuchi

Amapola Azzul dijo...

Nunca hay que perder la esperanza. Un abrazo para ti.

Marylin LaGata dijo...

Ojalá seamos capaces de ver, sentir y hacer aquéllo invisible que todos llevamos dentro. Feliz 2014

Isaboa Del Sol dijo...

Feliz año preciosa, espero que este todos semos mucho mas solidarios con aquellos que menos tienen.bss

Lobomexicano Recuerdos dijo...

es difícil, pero no imposible encontrar una alma caricativa, mira yo ya encontré una, tu¡ querida amiga Ali, gracias por serlo,,,besos

Poema destacdo

Eterno instante

entre el cuello y el ombligo hay un espacio infinito para que los labios humedeciendo la piel dibujen miles de caminos. Saboreando...

Poemas populares

Abro la puerta

a la esperanza...

como un Ángel

llena de luz

mi vida,

siento su presencia

y no dejaré

que se marche,

ya no...