Ir al contenido principal

Ars Vivendi

Es maravilloso que venga alguien a tu trabajo y que también escriba poesía.
Pues eso me ha pasado. 
Este poema que os dejo, nos lo escribió una mujer llamada Clotilde Rodriguez.

En el spa de Ars Vivendi, hay dos chicas
que hacen masajes, tienen manos de
luceros y hacen mucho bien al cuerpo
entero.

No quiero hacer publicidad, no es cosa de
dinero. Lo único que yo creo es que en
sus preciosas manos, las dos llevan un
secreto.

Una hace poesías y a la otra a su madre le
gustan. Espero que un día puedan leer
las dos juntas.

Son todos muy buenos, yo de verdad los
admiro. Les digo adiós con un beso y
con sentimiento lo escribo.

Doy gracias a mis hijos, todo estaba muy
bien, y de todo corazón, un día pienso
volver.



Comentarios

J.P. Alexander ha dicho que…
lindo poema, el de tu amiga. Te mando un beso y te deseo un buen año.
Rafael ha dicho que…
Me alegro de veras de que así sea.
Un abrazo.
Maritza ha dicho que…
Muy hermoso!...

Abrazo grande y bendiciones, querida Alicia!!
Ilesin ha dicho que…
Un bello poema para demostrar todo lo que en ese momento vivió.
Besos y enhorabuena.
ANTONIO CAMPILLO ha dicho que…
Alicia, es una satisfacción haber podido leer un poema dedicado a ti y tu rico trabajo como poetísa. Siempre es importante que otras personas que saben y, especialmente, aprecian el quehacer de los demás lo valoren en su justa medida. Ella poseerá una admiradora y tú también. Espléndido.

Un cariñoso abrazo, amiga Alicia.

Entradas populares de este blog

Esos ojos verdes

Esos ojos verdes penetran en mi alma y me dejan sin habla.
A simple vista son de un color verde esmeralda, pero cuando les da el sol de frente, se tornan azules, con un halo verde claro alrededor.
Y yo digo que es una belleza el verdor de los campos en el  preludio de la primavera, mas tus ojos lo son mas, en ellos me pierdo cual si fuera un bosque encantado..
Tus ojos verdes me enloquecen, tus ojos verdes me matan.

Tatuaje

Tatúo mi piel con mis sentimientos hechos poesía, y en cada rincón de mi cuerpo hay un  verso.
En mi espalda se puede leer el camino que voy haciendo palabra a palabra, paso a paso.
Leeme sin prisas, como lees un buen libro.
Tomando un café... en el banco de un parque... o en ese rincón de tu casa donde encuentras la paz...
Leeme y siente.
El latido de mi corazón es un verbo perpetuo llamado vida.

Eres fuerte

Eres fuerte, lo noto cada día, cada vez que hablamos.
Tu sabes bien lo dura que es la vida, mas también has conseguido ir superando los obstáculos, vas avanzando mas y mas...
De lo malo que nos pasa se aprende, y tu lo consigues como se debe hacer, con alegría, y aunque hay momentos de decaimiento te vuelves a levantar, si, a levantar, a continuar tu camino el que van haciendo tus pies.
Ríe, sueña, siente, ama... vive.
Tienes corazón Tienes alma y tienes fe en ti, así que continua avanzando y no te detengas jamas.
Tu sabes como, solo hazlo.