domingo, 23 de febrero de 2014

Hielo y fuego


Nos arropamos cada noche
con la sábana de la vida.

Unas veces es tan fría,
que te congela hasta el alma.
Y es que envuelve tu cuerpo
con una capa de hielo
que te deja paralizado
y sin capacidad de movimiento.

En otras ocasiones
es tan caliente,
que asfixia el corazón,
el sudor corre por tus venas
y sientes una quemazón interior
que te impide respirar.

Por eso, debemos poner
de nuestra parte
para que la sábana de la vida
ni queme, ni hiele.




12 comentarios:

Inma_Luna dijo...

Bravo por tu pluma, tus letras, tu poesía.
Bravo por ti, linda mía.
Besitos

Frank Bernal González dijo...

Muy bello...he intentado subirlo a google+ pero desde movil ni soy capaz,luego lo haré desde casa..Un abrazo y un beso

Amapola Azzul dijo...

Pero a veces es muy dificil Alicia.
Un beso.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Pues sí, Alicia, estamos expuestos a las sensaciones que nos depara la vida en cada uno de los instantes en los que la sentimos. Es compleo mantener un equilibrio entre indiferencia y fogosidad. La dependencia de una y otra es tan personal, tan dependiente de cada momento vivido...

Un cariñoso abrazo, querida Alicia.

Lobomexicano Recuerdos dijo...

la calidez de tus palabras, que nos transportan en alas de la vida, es tan esperada, que cuando dejas de plasmar tus letras es como si faltara algo para poder vivir,,,besos

Rafael dijo...

Cuàntas cosas debemos hacer para que la "sábana de la vida no queme..."
Un abrazo.

DMClarisa Tomás dijo...

Me encanta esa sencillez de tus palabras... Qué mensaje tan bonito: el equilibrio. "Que ni queme ni hiele".
Me gustan tus palabras...
Saludos!

Isaboa Del Sol dijo...

Muy lindo cariño... Feliz inicio de semana

Israel Cantero Castro dijo...

Te Noto siempre que te leo, percibo tu estado de animo....en tus formas se distingue como te sientes....y eso es bueno.....que me llegue lo que escribes y dices...y al igual que a mi - por lo que veo- le pasa a mas gente....¡ENHORABUENA ALICIA¡

ohma dijo...

El que más y el que menos ponemos lo que está de nuestra parte para que haya un equilibrio pero... no es fácil, y por eso,la mayor parte del tiempo nos quemamos o nos helamos.
Un abrazo, Alicia.

Ilesin dijo...

Entre dos elementos que se repelen y sin embargo se necesitan no hay fuego que no necesite refrescarse y sofocarse para equilibrar las emociones y volver avivarse con el tiempo.
Besos

Anónimo dijo...

Todos los días comienza el día compartiendo alguna frase en mis redes sociales, creo que las temáticas son tan variadas que la mayoría nos hacen reflexionar sobre lo que haces bien y mal en nuestra vida, en lo personal las que más disfruto son las de amor, me encanta compartirlas.

Poema destacdo

Eterno instante

entre el cuello y el ombligo hay un espacio infinito para que los labios humedeciendo la piel dibujen miles de caminos. Saboreando...

Poemas populares

Abro la puerta

a la esperanza...

como un Ángel

llena de luz

mi vida,

siento su presencia

y no dejaré

que se marche,

ya no...